martes, 25 de agosto de 2009

Agonia...

Entre imágenes de diferentes épocas, chicas y arlequines bailando, calles repletas de gente por algún carnaval; así se desarrollaba un sueño; sueños que no había tenido desde hace mucho tiempo; de pronto toda la música, la fiesta, la gente sé desvaneció entre un grito que enmudeció el ambiente, un grito que pedía ayuda en mi mente, era su voz, lo supe enseguida, sin embargo seguía hundido en los brazos del sueño, a pesar de mi condición había abusado en la búsqueda de Koramis había comido muy poco ya que el mayor tiempo del que me era posible salir lo ocupaba en buscar información y cazando solo de vez en cuando; y ahora me agobiaba aquella pesadez, aquel cansancio y desesperación por aquella voz, dentro de mí y de mi sepulcro donde solía dormir sabia que aquel grito desesperado, no había sido un sueño, y también sabia que no era un buen augurio, la desesperación empezó a ser poseedora de mí, y de un golpe desgarré la ilusión de la realidad, así como de mi recinto de madera mullida; me encontraba sudando manchado en la sangre que emergía de mis poros, me encontraba desesperado y hambriento parecía que ya había pasado algo de tiempo desde que se ocultó el sol, así que he decidido salir a cazar y al menos por hoy, saciar por completo esta sed maldita para continuar con su búsqueda; mas parecido a un mendigo que a un ser de la noche me encontraba entre callejuelas, sin poder dar con algún bandidos o ser humano que la sociedad no extrañara para saciar mi sed, sin embargo era extraño, las calles se veían tranquilas, con poca actividad como no las había visto en muchos años; sin embargo mi sed era demasiada como para detenerme a contemplar aquella tranquilidad, me encontraba desesperado y débil, ¿había tocado fondo?,
la desesperación que sentía era como la que sentí la primera vez que aquel viejo me transmitió su don, su maldición; fue tal aquella agonía que me dirigí a las afueras de la ciudad, al bosque donde encontré una jauría de lobos blancos en medio de la noche, no podía pensar mas que en beber su liquido vital, uno a uno los fui atrapando y al sentirme satisfecho me deje caer de espalda sobre el suelo húmedo; la luna se veía mas brillante que en otras ocasiones; de pronto una voz dijo – ¿ha sido tal tu soledad y desesperación al punto de llegar a este lugar a buscar alimento? Eres una vergüenza – al escuchar aquellas palabras me intente levantar sin embargo dos seres me sujetaban los brazos; - ¿ quiénes son?, ¿ que buscan de mi? – exclame en un desesperado intento por librarme de aquellos quienes me sujetaban; en ese instante vi los ojos de aquel que estaba frente a mí, unos ojos rojos llenos de furia pero tranquilos y apacibles al mismo tiempo, sentí como un escalofrió recorría mi espina, tenia miedo, de pronto sin saber como saque fuerza y de un movimiento lance a los dos que me sujetaban lejos de mí e intente escapar pero fue en vano; aquel de los ojos rojos en un parpadeo me alcanzó y dijo – es sorprendente que en tu estado intentes escapar Jedah – me sentía impresionado de su velocidad y más aun que supiera mi nombre; me encontraba fatigado, la sangre de aquellos lobos no me era tan útil como la de los humanos y no creía ser rival para aquel quien se encontraba frente a mí y así fue; pregunte de nuevo – dime ¿quién diablos eres y que quieres de mí?, en aquel momento dio media vuelta como abandonando el lugar y de pronto... escuche en mi oído su voz que decía... – soy la oscuridad Jedah.... solo eso – de pronto lo que presentía se volvió realidad, también era un vampiro como yo!!! Sentí sus afilados colmillos clavarse en mi cuello, tomando de mí la poca energía que tenia... me fui desvaneciendo viendo la “ Oscuridad “ ante mí...

2 comentarios:

Damned Queen dijo...

Estaba buscando imágenes en google, encuantra una interesante y me lleva a su blog, para entonces el mio , no lo usaba ya hace tiempo ,,,
pero blogs como el suyo , vale la pena , leerlo y seguirlo , me daré una chekada a las anteriores entradas...

hasta entonces , nos escribiremos ....

Saludos!

オテモヤン dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.